sábado, 26 de abril de 2014

En torno a la polémica intervención de Diputación Provincial.

Muy polémica está siendo la obra que acomete desde hace semanas Diputación Provincial antes de traspasar la titularidad de la antigua carretera de Torredonjimeno (JV2121) al Excmo. Ayuntamiento de Higuera de Calatrava. 

De desastre debemos calificar, y me quedo corto, la demolición del puente de la carretera de Torredonjimeno después de una larga agonía marcada por el mayor de los abandonos. Debemos responsabilizar a Diputación no sólo de una pérdida patrimonial irreparable sino también de haber permitido, pese a las alertas, que una parte de nuestra historia haya caído en el peor de los recuerdos por su desidia inexcusable. 


Por fin se deciden a intervenir y lo hacen prometiéndonos que la inversión, cifrada en 161 mil euros, servirá para poner este camino "al servicio de los higuereños". Una vía verde de 2 kilómetros que unirá la localidad con el paraje de la cruz, el cementerio, el río Salado y el paraje de La Pililla continuando hasta el entorno de Los Llanos. Pero aún sin habernos recuperado de la salvaje demolición del puente nos encontramos con una nueva polémica: la tala de los eucaliptos casi centenarios que reciben a Higuera de Calatrava. En un ambiente de gran desinformación cunde la polémica ante lo que se tilda de "despropósito" al hacerse sin contar ni con el previo conocimiento de los ciudadanos. Partamos de que éste que escribe no condena que esos eucaliptos sean talados. Nos encontramos ante una añosa arboleda de eucaliptos que llevan tiempo mostrando signos de decadencia muy evidentes: grandes partes secas, caídas de ramas y hasta uno de ellos ha acabado cediendo a la fuerza del viento por su propia debilidad habiendo algunos otros ya desaparecido en los últimos años. Por no hablar del daño que viene provocando esta arboleda al suelo y entorno natural más inmediato, privándonos de una biodiversidad y de una humedad propia del entorno en la que se encuentra. 

Pero nada de lo anteriormente descrito puede justificar que unos árboles que han pertenecido al patrimonio colectivo de una localidad durante casi un siglo de historia, y que han aportado una identidad a la entrada de la localidad, puedan ser talados de la noche a la mañana sin previo conocimiento y aprobación del vecindario. Para colmo Diputación acomete la tala en el mes de abril, superado ya el momento idóneo de plantación de nuevas especies y en época de reproducción del búho chico, especie protegida que tiene varios nidos en esos árboles. Motivo éste último por el cual ha quedado paralizada la polémica tala hasta el mes de agosto quedando la duda de qué futuro más cercano aguarda a la entrada de Higuera de Calatrava tras haberse talado ocho ejemplares y podado los demás. 

Fotografía de JuanFra Cabrera, publicada por Ecologistas en Acción- Jaén. 

(Ver VÍDEO de la tala, hecho público por Ecologistas en Acción -Jaén y editado por Verónica Nieto Castillo.) 

La nota informativa publicada por el alcalde aclara puntos y, por fin, explica el proyecto previsto. Justifica la tala de eucaliptos en favor de la creación de un paseo arbolado a dos lados que contará con "especies caducas de gran porte" como chopos, olmos y otras especies más propias de nuestro entorno a lo largo de dos kilómetros de vía verde. Este paseo, si acaba siendo lo prometido, estoy seguro que será aprobado por los higuereños con el paso de los años y resulta predecible que permitirá la recuperación de la biodiversidad perdida  favoreciendo un entorno más fresco y agradable para el paseo, especialmente donde se han talado los eucaliptos. ¿Era compatible con mantener los eucaliptos? No, desde mi punto de vista, si lo que queremos es ganar un paseo arbolado de calidad. 

Esperemos que de ahora en adelante las cosas se hagan cuidando mejor esas formas que el ciudadano siempre va a reclamar cuando de lo que hablamos es de nuestro patrimonio colectivo, ya sea natural o construido. De todo podemos aprender y seguro que de esta polémica obra se puede haber obtenido conciencia sobre el respeto a nuestro patrimonio y a nuestro entorno natural, entorno muy degradado en Higuera de Calatrava a causa del monocultivo de olivar y la casi total deforestación de arroyos y ríos que cruzan nuestro término municipal. 

Luis Morales Quesada.

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar